Un Madrid de doble cara vence al Almería

6 12 2009

Real Madrid 4 – Almería 2

Por David M. Vitón

Cristiano Ronaldo celebra su gol. Elpais.com.

El Real Madrid saltó al Santiago Bernabeu con la intención de regresar a la senda del triunfo y demostrar a su afición que poco a poco encuentra su estilo de juego. En frente  el Almería de Hugo Sánchez que buscaba la victoria para asentarse en la zona media de la tabla. El equipo andaluz había visitado el estadio madridista en cuatro ocasiones y no logró la victoria en ninguna de ellas. Además, presentaba un bagaje pobre como visitante en lo que va de temporada con solo un triunfo ante el Málaga.

El equipo de Pellegrini no tardó en presentar sus credenciales para conseguir su objetivo: la victoria. La posesión de balón y la pegada fueron sus armas desde los primeros minutos. El partido se jugaba en la mitad de campo almeriense. El Madrid atacaba y atacaba y dominaba el balón por completo. Las primeras ocasiones de peligro corrieron a cargo de Higuaín, Cristiano Ronaldo y Granero, pero los tres se toparon con Alves. El portero brasileño se convirtió en uno de los mejores jugadores del partido y libró a los suyos de una goleada en la primera parte. El Almería se vio superado en todas las facetas del juego y solo lograba parar a los blancos mediante faltas. La movilidad de los jugadores locales facilitaba las ocasiones de gol. Higuaín y Cristiano aparecían tanto en punta como por banda derecha. Así llegó el primer gol en el minuto 30, el portugués centra desde el costado derecho y Sergio Ramos envía el balón a la red tras un soberbio remate de cabeza.

El Madrid no cesó en su intento y dispuso de nuevas ocasiones, Van der Vaart con su disparo en el 35 obligó a Alves a emplearse a fondo. De esta forma, el encuentro llegó al descanso con la sensación de una recompensa muy corta para los locales. Las estadísticas de la primera mitad hablaban por sí solas. Veinte llegadas al área del Real Madrid, ocho de las cuales tiros a puerta, por cero del Almería.

En la segunda parte el guión de la función se transformó. Del monólogo madridista se pasó al intercambio de golpes. Los jugadores de Pellegrini perdieron el dominio y la manija del partido. El Almería aprovechó la ocasión y golpeó más fuerte. En el minuto 55 Kalú Uche envió un potente disparo a la portería de Casillas que se vio obligado a realizar una de sus mejores paradas para evitar el gol. El equipo de Hugo Sánchez daba el primer aviso. Dos minutos después puso las tablas en el marcador. Crusat, que desequilibró el partido, se internó por la banda izquierda y envío un centro que fue aprovechado por Soriano para batir al portero merengue. El Madrid parecía la sombra del conjunto visto en la primera mitad. No era capaz ni de sacar el balón con una buena triangulación. En el 61, Uche marca con la diestra tras saque de corner. La sorpresa se consumaba en el Bernabeu.

El Almería echó el equipo atrás. Pellegrini introdujo en el campo a Bezema como solución en sustitución de Van der Vaart. Poco después, Goitom hacía lo propio con Soriano. En el 70 Albiol remató de cabeza tras un corner y la defensa rojiblanca despejó en línea de gol. Era la antesala del empate. Dos minutos más tarde Higuaín recibía en el área tras fallo en el despeje de Acasiete a un centro de Marcelo. El argentino disparó a puerta logrando el gol.

Una nueva ocasión de falta ejecutada por Ronaldo minutos más tarde hacía ver la posibilidad de remontada. Así fue. En el 81, Cristiano se adentra en el área y Diego Alves comete penalti al derribarlo. El “9” falló la pena máxima, pero el rechace llegó a las botas de Benzema que lograba batir al portero. El tanto no debió subir al marcador porque varios jugadores invadieron el área antes de que Cristiano golpeara el balón en el penalti, entre ellos el francés. La pena máxima debió repetirse.

En el 83 Mahamadou Diarra sustituía a Marcelo con intención de dar mayor estabilidad al centro del campo. Instantes después Higuaín se escapa con el balón por la banda derecha centra al segundo palo por donde aparece Cristiano Ronaldo que marca a placer el cuarto gol madridista. El jugador vio tarjeta amarilla por quitarse la camiseta en la celebración y mostrar al glorioso sus 3.000 abdominales diarias. Poco antes de llegar al final del partido, Drenthe entraba en el terreno de juego en sustitución de Xabi Alonso. Ronaldo decidió mostrar su cara negativa, eligió un mal final a su gran actuación futbolística y tras un pique con Juanma Ortiz, le propina una patada y era expulsado.

De esta manera finaliza el partido y los seguidores blancos observan lo mejor de su fichaje galáctico, ser el artífice de la remontada en el día de hoy, y lo peor, auto expulsarse y perderse la siguiente jornada frente al Valencia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: