La grave lesión de Pepe, analizada por nuestro fisioterapeuta

14 12 2009

Pepe, salvo sorpresa, se perderá lo que resta de temporada

La lesión de Pepe, por Nacho Suárez, nuestro experto en fisioterapia:

Gravísima lesión del Luso, en uno de los clásicos de los últimos años en Mestalla.

La lesión que tiene Pepe es, desgraciadamente, muy frecuente en los deportistas de elite, pero sobretodo en los futbolistas; “Rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla” (L.C.A.). Una auténtica desgracia para el jugador y para su equipo, ya que se olvida de la temporada y muy seguramente del mundial, aunque nunca se puede predecir, ya que se conocen recuperaciones milagrosas en casos como este. Esperemos que el caso Pepe sea uno de estos.
Esta es una lesión muy típica en los jugadores de futbol. Además, por norma general no suelen suceder en golpes forcejeos, etc, sino que son lesiones muy graves que aparecen relacionadas con malos movimientos (“me lo he hecho yo solo”). Uno de los principales responsables son los propios tacos que impiden resbalones y torceduras, pero también anclan la pierna al terreno de juego, impidiendo la escapatoria de la tensión ejercida por una torsión fortuita que acaba desgarrando el LCA.
Mecanismos lesionales más típicos:
• Desaceleración con el pie fijo en el piso; este gesto ocasiona el desplazamiento de la tibia hacia adelante provocando la puesta en tensión del LCA y su posterior ruptura.
• Movimiento de rotación hacia el mismo lado del pié que está apoyado, y fijo, en el piso.
• El gesto anterior sumado a un valgo de rodilla (el fémur y la tibia forman un ángulo hacia afuera).
• Valgo de rodilla ocasionado por un golpe lateral sobre la misma, estando el pié fijo en el piso.
• Hiperextensión de rodilla.
En la rodilla tenemos muchos ligamentos, en el artículo anterior hablamos de los laterales (con la lesión de Silva), ligamentos que se encuentran extraarticularmente. En cambio, estos ligamentos cruzados son intraarticulares, fundamentales para la estabilidad de la misma:
• Ligamento cruzado anterior.
• Ligamento cruzado posterior.

Estos son casi imprescindibles (sobretodo en LCA) para evitar el desplazamiento antero-posterior y rotacional del fémur sobre la tibia. Son casi imprescindibles, ya que un buen y equilibrado fortalecimiento de la musculatura de la rodilla, puede evitarnos el paso por el quirófano. Pero siempre hablando de una persona que no se dedique al deporte profesional, ya que los futbolistas por mucho que fortalezcamos la musculatura, la función del LCA se hace imprescindible. A diferencia de LC posterior, que si es posible que su deficiencia pueda ser compensada muscularmente.
¿Por qué se lesiona más el L. cruzado anterior?
Realmente el ligamento cruzado anterior es el que soporta la mayoría de la estabilidad de la rodilla, en una posición de semiflexión, postura en la que sobrevienen la mayoría de los casos de estas fatales lesiones.
Tratamiento:
En el caso del futbolista se va a optar por la reconstrucción quirúrgica del propio ligamento. Podemos sacar el ligamento del propio paciente, realizando un auto injerto, construyendo un ligamento a partir de un tendón:
• Tendón patelar.
• Tendón del semitendinoso (Isquiotiblial).
• Tendón Gracilis.
• Cintilla iliotibial.
• Tendón Cuadricipital.
Gracias a la aparición de la artroscopia el procedimiento no es tan cruento, lo que ha conseguido que las lesiones en vez de durar 12 meses se ha pasado a la mitad.
Pero este solo es el principio del largo y duro periodo de recuperación:
1. Reconstrucción quirúrgica.


2. Reposo: para conseguir una buena cicatrización del implante. Periodo fundamental. Este reposo es de la articulación afectada pero se puede hacer un trabajo muy específico de ejercicios en la otra pierna, así como abdominales, estiramientos… encaminados a que el periodo de reentreno no sea tan traumático para el resto del cuerpo.

3. Rehabilitación: sin duda un periodo fundamental para el éxito de la cirugía, una precipitada o tardía rehabilitación puede ser fatal. Por eso es necesario de rodearse de muy bueno profesionales en comunicación directa con el traumatólogo, ósea un trabajo multidisciplinario, muy fácil verlo en estos casos de futbolistas (o el que tenga dinero), pero desgraciadamente existe un gran porcentaje de secuelas en personas de a pie con esta lesión, por esta falta de colaboración multidisciplinar:
I. Medidas descontracturantes.
II. Medidas antialgicas.
III. Recobrar toda la movilidad de la articulación.
IV. Medidas cicatrizantes.
v. Tonificación de la musculatura.

4. Reentreno de la actividad deportiva; a cargo de los preparadores físicos.

About these ads

Acciones

Information

One response

15 12 2009
aNTOINE

Nacho, muchas gracias por escanear y publicar el tema 3 de tu libro de cabecera de fisioterapia! colabora un poquito y escribe algo por ti mismo anda jajaja

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: